12 mayo 2005

Manifiesto en defensa de la Historia del Arte, por la Universidad de Granada

La misma tarde que nace este apresurado blog se ha celebrado una multitudinaria asamblea en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada, a la que han asistido profesores y alumnos de esta universidad. Como resultado de la misma se ha acordado la redacción y difusión de un manifiesto en defensa de nuestra titulación. Como apoyo a la difusión del mismo, me dispongo a reproducirlo a continuación.
Asimismo, en la citada asamblea se acordó realizar una concentración, incluyendo recogida de firmas y una lectura pública de este manifiesto, suscrito y refrendado por toda la comunidad universitaria de Historia del Arte de Granada, el próximo domingo 15 de mayo, a las 12:00 h., en la Alhambra, en la puerta principal del Palacio de Carlos V.
Sigue el texto del manifiesto:

MANIFIESTO EN DEFENSA DE LA HISTORIA DEL ARTE
Reunidos en asamblea en el Aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras, los profesores y alumnos de la titulación de Historia del Arte de la Universidad de Granada queremos manifestar nuestra gran preocupación y absoluto rechazo por la propuesta realizada por la Subcomisión de Humanidades del Consejo de Coordinación Universitaria de suprimir los actuales estudios de Historia del Arte en el catálogo de titulaciones que habrá de estar vigente tras la entrada en vigor del Espacio Europeo de Educación Superior. Consideramos injustificable que pueda concebirse un marco de titulaciones humanísticas en la Universidad del siglo XXI sin la presencia de la Historia del Arte y, entre los numerosos argumentos que podemos aportar en defensa de la permanencia del Título de Grado de Historia del Arte, queremos señalar los siguientes:
Primero.- La Historia del Arte es la disciplina humanística mejor preparada para dar cuenta de las manifestaciones culturales más significativas del pasado y del presente, más aún en la actual sociedad del conocimiento y de la imagen. Su especificidad disciplinar impide confundirla, como se pretende, con otras disciplinas humanísticas como la Historia.
Segundo.- La protección, conservación, gestión e interpretación del patrimonio histórico-artístico, que ha alcanzado un notable desarrollo en nuestro país especialmente a partir de la Ley del Patrimonio Histórico Español de 1985 y de las sucesivas legislaciones autonómicas, requieren de la formación de profesionales especializados dentro del campo de la Historia del Arte. Las herramientas necesarias para catalogar, inventariar, investigar y, en suma, para lograr la salvaguarda y el conocimiento de los bienes culturales muebles e inmuebles y de los Conjuntos Históricos son competencias propias del historiador del arte.
La puesta en valor de nuestro rico patrimonio cultural se ha revelado como un potente motor para el desarrollo del territorio y esta estrategia no puede concebirse sin la actividad profesional ejercida por el historiador del arte en la difusión e interpretación del patrimonio. En concreto, el disfrute del patrimonio histórico-artístico a través del turismo cultural es uno de los principales recursos económicos de nuestra industria turística y, por ende, de nuestra economía.
El título de Historia del Arte vigente incorporó unas primeras materias vinculadas a la protección y tutela del patrimonio histórico-artístico y, conforme a la evolución habida en los últimos años y al espíritu emanado del Espacio Europeo de Educación Superior y del Real Decreto de Grado de 21 de enero de 2005, el Libro Blanco del Título de Grado ha dado ahora mayor presencia a estos contenidos en la estructura general de título con el objeto de garantizar la mejor formación de nuestros graduados y favorecer su inserción dentro del mercado laboral a través de una adecuada capacitación profesional.
Tercero.- La enorme demanda social del arte en las últimas décadas ha provocado una gran proliferación de instituciones culturales dedicadas a su conservación y consumo. El gran número de museos, centros de arte e imagen y galerías artísticas que se están creando desde hace años en España y las numerosísimas exposiciones temporales que se celebran anualmente requieren de profesionales formados en nuestra titulación. La organización y buen funcionamiento de estas instituciones compete en buena medida a los historiadores del arte y es inconcebible que un país avanzado como España renuncie a formarlos adecuadamente en sus universidades. La existencia de un Título de Grado de Historia del Arte es, por tanto, necesaria para la formación de profesionales en un perfil de gran demanda hoy día como es el de la conservación, exposición y mercado de la obra de arte.
Cuarto.- Una de las titulaciones humanísticas de mayor demanda social es la Historia del Arte. Los actuales planes de estudios que se imparten en veinticuatro universidades públicas gozan de una excelente salud y de una amplísima estima social. Las cifras de matriculados y egresados se mantienen altas y constantes: 16.000 matriculados en toda España y 2.000 egresados en cada curso académico. En la Universidad de Granada, en el presente curso académico 2004-2005 se hallan matriculados un total de 993 alumnos en la titulación de Historia del Arte, siendo la primera en número de matrículas de las diecisiete titulaciones que se imparten en la Facultad de Filosofía y Letras y así ha sido desde que fuera creado el actual título de Historia del Arte a comienzos de la década de los noventa.
Quinto.- No se puede apoyar la decisión de la Subcomisión de Humanidades en la "convergencia europea", pues la Historia del Arte, como se demuestra en el Libro Blanco del Título de Grado, existe como titulación específica en otros países de nuestro entorno europeo. Debe señalarse, además, la importante demanda que la Historia del Arte tiene entre los estudiantes europeos del Programa Erasmus.
La sociedad española actual no puede permitirse, en definitiva, el lujo de prescindir de los estudios de Historia del Arte, cercenando abruptamente una rama floreciente del saber humanístico, un motor dinamizador de recursos económicos y de empleo, y una fuente importante de sensibilidad colectiva. Por ello, demandamos al Consejo de Coordinación Universitaria y al Ministerio de Educación que sea rectificada a la mayor brevedad la desacertada decisión adoptada en el seno de la Subcomisión de Humanidades, recuperando la presencia de la titulación de Historia del Arte dentro del catálogo de estudios universitarios y poniendo fin a la incertidumbre y perplejidad que en este momento existe entre el alumnado y el profesorado de nuestra titulación.
¡Sí a la Historia del Arte!

4 comentarios:

Ricardo A. Ruiz P. dijo...

Seguirá siendo curioso para mí, que como historiadores del arte tengamos que presentarnos con actitud de batalla para legitimarnos en el mundo de las profesiones.

Desde Venezuela compartirmos este bando:
http://ricardoruizarte.blogspot.com/

Ricardo A. Ruiz P. dijo...

Gracias Alex, en lo que podamos compartir esfuerzos, estaré a la orden. Saludos.

Profesor David Cortes dijo...

Desde Mexico, con los mismos problemas nos unimos en su lucha

Anónimo dijo...

Como profesora de historia del arte de la Universidad de La Habana me solidarizo con el Si a la Historia del arte. Es un saber humanistico que ofrece un amplio diapason de conocimientos que permite analizar no solo el arte, sino el patrimonio, los museos, la teoria del arte y otros canales culturales amerita pensar bien en su signifacion e importancia.
Josefa Acosta profesora titular