03 junio 2005

Los departamentos de Historia del Arte emiten un comunicado

El pasado 20 de mayo se celebró una reunión de los 24 departamentos de Historia del Arte de las universidades españolas. En dicha reunión, mantenida en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense de Madrid, se aprobó y acordó hacer público el siguiente comunicado:
Comunicado de los Departamentos
de Historia del Arte de las universidades españolas

Madrid, 20 de Mayo de 2005
La totalidad de los Departamentos universitarios de Historia del Arte y los miembros del Comité Español de Historia del Arte reunidos el 20 de mayo de 2005 en Madrid ante la eventual desaparición de Historia del Arte del catálogo de títulos de grado elaborado por la Subcomisión de Humanidades del Consejo de Coordinación Universitaria, han acordado hacer público el siguiente COMUNICADO:

1. Mostramos nuestro rechazo a la falta de transparencia y claridad del proceso iniciado para la configuración del catálogo de títulos de grado tal como se ha llevado a cabo en la Subcomisión de Humanidades. Consideramos que ésta es una medida que transformará profundamente los estudios universitarios y tendrá amplias repercusiones en todos los ámbitos, científico, profesional y laboral; y por todas estas razones es imprescindible la elaboración de criterios objetivos y conocidos por la comunidad científica, más allá de declaraciones genéricas sobre el espacio europeo, los recursos disponibles o la utilidad de la formación de los estudiantes.

2. La citada Subcomisión de Humanidades no es, ni por su constitución ni por su composición, el órgano adecuado para iniciar un proceso como éste. Cualquier elaboración de un catálogo de títulos que implique un cambio de planes de estudios debe contar con la activa participación de la comunidad universitaria y de la comunidad científica; sin embargo, la Subcomisión de Humanidades no es representativa ni de una ni de otra, aunque pueda serlo de la estructura administrativa y política de la universidad española. Y lo que es más grave, la Subcomisión no ha contado con la necesaria participación de expertos en las cuestiones tratadas, y tampoco ha hecho públicos, si es que existen, los criterios en los que se ha apoyado para formular sus conclusiones.

3. El mantenimiento de los estudios de Historia del Arte como ámbito disciplinar y de conocimiento independiente es una exigencia y consecuencia lógica de la evolución de los estudios humanísticos y culturales, profundamente transformados en las últimas décadas. No se puede adulterar su clara especificidad en contenidos, objetivos y metodología, confundiéndola con la historia en general ni con otras áreas de reflexión humanística.

4. El título de Licenciado en Historia del Arte es un título consolidado en 24 universidades españolas, todas de carácter público, con un profesorado plenamente formado en su actividad docente y con un elevado nivel de investigación. Su eliminación implicaría una reducción de la capacidad docente e investigadora y supondría una contradicción respecto a las políticas de creación de museos, centros de arte y, en general, de fomento de la creación, difusión y gestión de la actividad artística, política que ha marcado uno de los ejes del desarrollo cultural de la democracia.

5. Al estudio, conservación y uso del patrimonio artístico tradicional es necesario añadir un considerable incremento de la actividad artística contemporánea, que alcanza ámbitos hasta ahora ajenos al arte mediante el uso de nuevos medios de creación y difusión. Las que convencionalmente se han llamado Bellas Artes son hoy protagonistas, juntamente con otras actividades artísticas, literarias, musicales, etc., de una vida cultural intensa que afecta de modo concreto a amplios sectores de la ciudadanía y es signo de identidad de nuestra modernidad. Los historiadores del arte intervienen de forma decidida tanto en la investigación de ese patrimonio, su conservación, gestión y difusión, como en los nuevos modos de producción cultural y crítica.

6. El título en Historia del Arte responde a una demanda social que ha crecido desde que se implantó en las universidades españolas. Se encuentra entre los más solicitados dentro de los estudios humanísticos, con más de dieciséis mil estudiantes matriculados que los eligen mayoritariamente en primera opción. Esta demanda social se funda tanto en el interés científico de los estudios como en las posibilidades de acceso al mundo laboral que proporcionan. No en vano, la sociedad actual ha confiado a los historiadores del arte la capacidad de estudiar y gestionar las obras artísticas y del patrimonio como fuente inestimable de generación de recursos económicos y de vertebración social.

Por todas estas razones solicitamos del Ministerio de Educación y Ciencia que:

a) inste al Consejo de Coordinación Universitaria a que integre a representantes del área de Historia del Arte y demás áreas afectadas en la Subcomisión de Humanidades, y considere la opinión de los rectores de las universidades públicas que imparten la titulación a la hora de definir el catálogo de titulaciones de grado;
b) inste a la Subcomisión de Humanidades a la inclusión de la propuesta del Grado en Historia del Arte;
c) haga públicos a la mayor brevedad posible los criterios objetivos que marcan las pautas de la reforma del catálogo de títulos;
d) arbitre los procedimientos adecuados para la participación de la comunidad científica en la configuración de ese catálogo; y
e) en la elaboración del catálogo se tengan en cuenta el Libro Blanco de Historia del Arte como instrumento fundamental para documentar la especificidad de todos los niveles de estudios universitarios en España.

Elevamos estas peticiones al Ministerio de Educación y Ciencia y a los rectorados de las diferentes universidades a fin de que mantengan nuestras reivindicaciones en los marcos institucionales adecuados, y procedemos a la creación de una Comisión de Seguimiento de la reforma del catálogo de títulos a fin de mantener informada a la comunidad universitaria, a la comunidad científica y a la opinión pública en general.


ANEXO: Relación de participantes en la reunión

REUNIÓN DE DEPARTAMENTOS UNIVERSITARIOS DE HISTORIA DEL ARTE

UNIVERSIDAD Profesores
AUTÓNOMA DE BARCELONA Francesc D’Asis Cortés
Marisa Melero
AUTÓNOMA DE MADRID Silvia Cubiles
Carlos Reyero
BARCELONA Gaspar Coll i Rosell
CASTILLA-LA MANCHA Alicia Díez de Baldeón
Julián Díaz Sánchez
COMPLUTENSE DE MADRID Ana Mª Arias de Cossío
Fernando Olaguer-Feliú
Francisco Portela Sandoval
José Luis Sánchez Noriega
CÓRDOBA Alberto Villar Movellán
EXTREMADURA Francisco Sánchez Lomba
Mª Jesús Teixidó
GIRONA Joaquim Garriga
GRANADA Ricardo Anguita Cantero
ILLES BALEARS Catalina Cantarellas Camps
LA LAGUNA Enrique Ramírez Guedes
LEÓN Mª Victoria Herráez
LLEIDA Imma Lorés Otzet
MÁLAGA Juan Montijano García
MURCIA Cristóbal Belda Navarro
Alejandro García Avilés
OVIEDO Soledad Álvarez Martínez
PAÍS VASCO Paloma Rodríguez Escudero
ROVIRA I VIRGILI Antonio Salcedo Miliani
SALAMANCA Fernando González García
SANTIAGO DE COMPOSTELA Juan M. Monterroso Montero
SEVILLA José Fernández López
Juan Miguel González Gómez
UNED Mª Dolores Antigüedad
VALENCIA ESTUDI GENERAL Josep Montesinos i Martínez
VALLADOLID Mª José Redondo Cantero
ZARAGOZA Ernesto Arce Oliva

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Jamas hubiese creido posible que se planteara una atrocidad de este tamaño en un país desarrollado como España, que ademas tiene un prestigio gigantesco en materia de Historia del Arte, no es por nada que muchos estudiantes de Historia del Arte de mi país deciden ir de intercambio o a realizar sus postgrados a instituciónes Españolas, estoy realmente conmocionado con la noticia, tal vez no es de mi incumbencia pero esta noticia llegara a la Facultad de Humanidades de mi Universidad para que se haga publico en Chile y podamos brindar nuestro apoyo a las Universidades Españolas.

Atte. Felipe Budinich

AlexPintor dijo...

Estimado Felipe, te agradezco tu interés y tu compromiso. Ahora vivimos tiempos de reuniones de rectores de un lado y otro del charco, hablando de que quieren crear un espacio educativo iberoamericano. Desde luego, si se quiere favorecer la movilidad de alumnos entre las universidades españolas, portuguesas e iberoamericanas, también habrá que partir de la base de una oferta educativa de calidad. No sería esto lo que se conseguiría si la polémica reforma se llevase a cabo en España, así que creo que los rectores iberoamericanos habrían estado tratando banalidades mientras no se asegurase una base adecuada. Seguimos luchando para que esto no ocurra así.