26 abril 2010

Un estudio concluye que la presión por publicar afecta a la calidad de la investigación

Un nuevo estudio financiado con fondos comunitarios afirma que la presión creciente que existe para producir resultados publicables puede repercutir de forma negativa en la calidad de la investigación científica.

Este trabajo contó con apoyo del proyecto OBJECTIVE SCIENCE ("Cuantificar la objetividad en las ciencias naturales y sociales"), al que se adjudicaron más de 161.000 euros por medio del Programa Específico "Personas" del Séptimo Programa Marco (7PM) para evaluar el posible sesgo de estas ciencias. Las conclusiones del estudio se han publicado en la revista Public Library of Science (PLoS) ONE.

La comunidad investigadora mundial produce más de 1,4 millones de artículos científicos cada año. Tras examinar más de 1.300 artículos de disciplinas tan diversas como la física y la sociología en los que se afirmaba haber comprobado una hipótesis, el Dr. Daniele Fanelli, de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido), concluyó que los investigadores presentan resultados más "positivos" en aquellos estados de los Estados Unidos donde se publican artículos con más frecuencia.

"Los científicos están sometidos a un conflicto de intereses cada vez mayor, pues se encuentran divididos entre la obligación de ser objetivos y exactos y la necesidad de mantener viva su carrera profesional", explicó el Dr. Fanelli, a quien se concedió una beca intraeuropea Marie Curie con el propósito de cuantificar la objetividad en las ciencias naturales y sociales. "Si bien muchos estudios han puesto de relieve los efectos nocivos de los conflictos de intereses de tipo financiero que se dan en la investigación biomédica, nadie se ha fijado en este conflicto mucho más amplio que podría afectar a diversos campos".

El Dr. Fanelli se basó en datos de la Fundación Nacional para la Ciencia (NSF) de Estados Unidos para comprobar si las conclusiones de los artículos guardaban alguna relación con la productividad de cada estado de los Estados Unidos, para lo cual midió el promedio de artículos publicados por cada científico.

Observó que los autores radicados en los estados más "productivos" tenían una tendencia más acusada a respaldar la hipótesis examinada, con independencia del campo de investigación y de si habían recibido financiación. Los hallazgos del trabajo del Dr. Fanelli también sugieren que los científicos que trabajan en ambientes más competitivos y productivos tienen más probabilidades de hacer que sus resultados parezcan más "positivos".
"El resultado de un experimento depende de muchos factores, pero la productividad del estado de residencia no debería ser uno de ellos, al menos en teoría", aseveró el Dr. Fanelli. "No podemos descartar que los investigadores de los estados más productivos sean más capaces y cuenten con mejores medios y, por tanto, consigan más logros, pero es improbable que esto justifique por completo la marcada tendencia observada en este estudio."

El Dr. Fanelli observó que menos de la mitad de los artículos publicados en los estados de Nevada, Dakota del Norte y Mississippi informaban de resultados positivos. En cambio, se informaba de resultados positivos en entre el 95% y el 100% de los estudios publicados en Michigan, Ohio, Nebraska y el Distrito de Columbia.

Las conclusiones de este trabajo pueden ser extensibles a todos los países avanzados desde el punto de vista científico. "La competencia académica por obtener fondos y puestos va en aumento en todas partes", señaló el Dr. Fanelli. "Las políticas excesivamente basadas en mediciones objetivas de la productividad podrían redundar en un empeoramiento de la calidad de la ciencia".

Para más información:

PLoS ONE:
http://www.plosone.org/home.action

Universidad de Edimburgo:
http://www.ed.ac.uk/home

Documento de Referencia: Fanelli, D. (2010). Do pressures to publish increase scientists' bias? An empirical support from US states data. PLoS ONE 5(4), publicado en Internet el 21 de abril. DOI: 10.1371/journal.pone.0010271.


[Fuente: CORDIS]