29 marzo 2010

El IVC+R intervino más de 700 obras de arte de la Comunidad Valenciana en 2009

La directora del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales (IVACOR), Carmen Pérez, ha hecho balance tras la reunión, que tuvo lugar esta semana, del Consejo Rector del Instituto para evaluar la gestión de este organismo a lo largo del año 2009 y planificar las actuaciones para este año.

"La valoración que se hace de la gestión del IVC+R no puede ser más positiva ya que en el año pasado se intervinieron más de 700 obras pertenecientes a diversas especialidades y distribuidas a lo largo y ancho de toda la Comunidad Valenciana", ha indicado Carmen Pérez. Así merecen destacarse las 38 obras restauradas de pintura de caballete, muchas de ellas expuestas en el Museo de Bellas Artes de Valencia o en las exposiciones que organiza el Consorcio de Museos, y 6 intervenciones de pintura mural, las 13 obras restauradas entre dorados y retablos, 10 esculturas policromadas y 47 obras de arte contemporáneo o actual.

"Las cifras en materia de obra gráfica y material de archivo son realmente impresionantes al haberse intervenido 503 obras y recuperarse 76 documentos, además de realizar importantes trabajos de conservación preventiva como los llevados a cabo en el archivo de la Catedral de Valencia", ha señalado la directora. Además, se han restaurado 23 textiles y 24 obras de metal y orfebrería, algunas de las cuales se pueden ver en la exposición "La Gloria del Barroco" de la Fundación de la Luz de las Imágenes. A estas obras se han de añadir 4 obras en piedra, y otras tantas en cerámica y mobiliario.

"Además de la actividad restauradora, el IVC+R realiza una importante actividad formativa a partir de la realización de cursos teórico-prácticos de alta especialización relativos a la conservación preventiva y restauración de bienes patrimoniales. Estos cursos están dirigidos a toda la ciudadanía, y son impartidos por profesores de reconocido prestigio internacional, además de los impartidos por los propios restauradores del centro", ha señalado Carmen Pérez. Así se realizaron cursos sobre temas tan diversos como los mosaicos, los pigmentos antiguos y actuales, la restauración de materiales de archivo como libros y fotografías, materiales textiles, mobiliario o metales arqueológicos, además de biología, paleontología, escultura y jornadas sobre conservación preventiva del patrimonio eclesiástico.

Entre el elenco de destacados profesores que han impartido cursos en el IVC+R en 2009 hay que citar a: Monica Martelli, restauradora en el proyecto de conservación de Herculano: Herculaneum Conservation Project, Valeria Massa, especialista en conservación de mosaicos del Instituto Centrale del Restauro de Roma, Vicen Carrió Lluesma, técnico en restauración de geología y paleontología del National Museums Scotland, Florica Zaharia, conservadora jefe del departamento de conservación de textiles del Metropolitan Museum of Art de Nueva York, o Carlo Lalli, director del departamento de química del Opificio delle Pietre Dure de Florencia.

La repercusión y nombre que tiene el IVC+R ha trascendido fronteras. Así, además de que otras comunidades autónomas soliciten que técnicos suyos realicen prácticas en el instituto valenciano, como la Fundación para la Enseñanza de las Bellas Artes de Castilla y León, también otros países han solicitado que técnicos valencianos impartan cursos formativos en sus países como Nicaragua, Honduras, Guatemala o Marruecos. También que realicen o colaboren en proyectos internacionales como las intervenciones en la Casa Ariadna en Pompeya, el proyecto Bernstein o los estudios y restauraciones en obras de la Hispanic Society of America de Nueva York.

Todas estas actuaciones llevadas a cabo a lo largo de 2009 y cuya previsión para 2010 se espera en los mismo términos, están siendo "muy positivas" según ha declarado Carmen Pérez, directora del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración, ya que "detrás del relevante número de obras recuperadas del patrimonio valenciano hay una importante generación de empleo, algo muy importante en estos tiempos, así además de la plantilla con que cuenta el instituto, tenemos empleados procedentes de subvenciones como salari jove o emorga, que otorga la Conselleria de Economía, Hacienda y Empleo, becarios de la Fundación Universidad Empresa y empresas externas o profesionales autónomos todos ellos gente joven, la mayoría mujeres y con menos de 40 años, precisamente un sector de población necesitado de empleo".

[Fuente: Generalitat Valenciana]